martes, 27 de julio de 2010

John Button es guay

Hoy, todavía 27, es el cumple del padre de Jenson, John Button.

Este señor es famoso porque en su juventud era piloto de Rallies, con un escarabajo pintado en colores pintureros (que diría Gadirroja), más conocido como el Colorado Beetle, se hizo con pequeños campeonatos como el TEAC/Lydden o el Embassy/RAC MSA.

Tuvo 4 hijos, 3 hijas y el pequeño Button y que conste en la prensa, dos matrimonios, de los cuales está separado (de hecho Button fue su padrino en l segunda boda, la tia del pelo con rosas en el video es la segunda mujer y la foto corresponde a esa boda).

Y porqué me fascina este señor? Primero porque me recuerda a los abueletes que saben vivir bien la vida cuando se retiran, estan con la familia, viajan, quieren divertirse y no crear malos rollos... y como las carreras le gustan su hijo le lleva a todas.

Segunda porque podía haber mandado a la mierda a Anthony Hamilton, padre de Lewis, cuando le dijo que nunca se le veía el pelo cuando habia un marrón con su hijo. Y es que Anthony metía demasiado el hocico en los menesteres de su pequeñuelo. Conclusión? Cada uno de los retoños solo tiene un campeonato, la diferencia es que a Anthony Hamilton no se le ve por las carreras, cosa que todos agradecen porque nadie le aguantaba en Mc Claren y John sigue apareciendo por los hospitalities, tomandose zumitos de naranja y saludando a todo el mundo, incluido los que estaban el año pasado en el equipo de su hijo.

Y tercero porque es como el Arturo Fernandez de la F1, con sus camisas rosas, sus piratas y sus pantalones de pinzas blancos, siempre conjuntado, hasta para hacer de dominguero que va a por el pan (vale no es abuelo de traje como Arturo Fernández, pero tiene un estilo muy limpio a pesar de ser muy deportivo) luciendo bronceado, sonriendo a tutiplen y tonteando con las azafatas, velando porque los pesados no le tiren los trastos a su futura nuera, Jessica, y sonriendo sin parar. Un ejemplo de saber estar y clase, y de buenas relaciones padre hijo. Un buen rollismo que te cagas.

Es por ello que cuando digo eso de "qué clase tiene este hombre" o se lo toman por un rollo gerontofílico (claro, Bella se lia con uno no muerto de 100 tacos y nadie dice nada  y yo admiro a uno de 65 y ya me ponen de gerontofílica... pero qué mentes enfermacas gastamos...) o se lo toman por rollo "qué tía más rara". Pero a mi plim, porque los que hemos vivido al pesado del Anthony nos alegra que este señor se pase por boxes, salude al personal, se haga fotos con las marujillas de la F1 y alegre el día a la gente con su buen rollo.

Así que os cuelgo el video, porque el mundo merece a  más gente tan maja como esta.

2 comentarios:

Gadirroja dijo...

Me ha gustado tu reflexión sobre saber disfrutar de la vida. Tengo un amigo de 60y tantos que se jubiló hace 3. Pensé que le daría depre porque es un tío super activo, pero me ha dado una lección de inteligencia: lee, cultiva en su huerto, se echa sus partis de dominó, internetea (ya conoce mi blog jajaja) y viaja. Ole estos abuelos!!

tita hellen dijo...

Si es que hay que llenar los años de vida, no llenar la vida de años. Y cuando alcanzas una edad, con más razón

Besazos guapa!!