jueves, 20 de diciembre de 2012

Filosofía de los pantalones cortos y el hombre tiernimacho común



Estoy de momento de vacaciones del inglés. He de decir que las clases de inglés este curso están siendo duras, primero porque cada vez la complejidad es mayor, segundo porque antes iba a un horario más amable y ahora llego a casa a horas intempestivas y me quedo sin salir muchos festivos porque claro, tras trabajar y una clase tremenda de inglés una no tiene fuerzas ni para sostener la camisa.

Pero ayer tuve mi última clase prevacaciones, la verdad es que no me apetecía mucho, pero en eso soy igual que mi santo, si me comprometo a algo, al final, aunque sea arrastrándome intento hacerlo, me da mucho coraje dejar las cosas sin hacer. Y así pasa, que hasta hecha un bicho bola por la gripe o por molestias, voy, porque al final, me concentro en lo que me importa en ese momento y no  enfermedades pasajeras, molestias, perezas varias o en las cosas que, inevitablemente te llevas del trabajo.



Sobre todo ayer… no sé si habéis visto la última temporada de True Blood, porque algunos sé que hasta que no la echan en la tele, no la veis, pero en la última temporada explican que es un nido vampírico y porqué los vampiros no se establecen en grupos numerosos, no voy a hacer explicaciones porque al explicar el concepto nido, haría spoilers y paso. Bueno, pues la cosa es que me he visto en medio de un nido sin comerlo ni beberlo.

Anyway, que llegué un poco derrotada a la clase de inglés, pero decidí que si no había faltado con gastroenteritis, no había faltado con gripe y no había faltado con subidones depresivos de hormonas, un nido vampírico no me iba impedir hacer un pleno de asistencia de clases. Vamos, hombre!


Last Christmas me corté las puntas...

 
Así que tuvimos una clase dedicada a las navidades y a las canciones navideñas, en otra clase sonaba Last Christmas una canción  very cheesy (muy cursi) que dirían los angloparlantes (voy a meter palabros en inglés, así este post a parte de divertir, educa), que yo odio porque es una canción tontaca y mi profesora porque tiene una letra sin sentido. A esto que en el descanso, teníamos el proyector conectado al pc y al youtube porque íbamos a hacer un ejercicio de listening musical: te dan la letra de una canción y tú tienes que rellenar los huecos que faltan en la letra escuchando lo que cantan. Sabía que nos iba a tocar una de Mariah Carey, pero pusimos el video de Last Christmas sólo para reírnos de la crueldad estilística de los 80. No contentos con eso, luego pasamos al wake meup before you go- go hasta que una de mis compañeras formuló una pregunta que me ha impedido dormir en toda la noche:

¿Por qué los pantalones masculinos de deporte ochenteros, los cortitos, eran taaaaan cortos?  Eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeh?



Si veís el vídeo, veréis que los futbolistas de los 80 y los jugadores de baloncesto los llevaban, tampoco son muy marcapaquete, así que en una afán exhibicionista, no son para marcar la mentalidad política de cada uno… por decirlo de alguna manera. Entonces, ¿qué sentido tiene mostrar tanto muslamen? Es algo que nos dejó sin respuestas y que podría unirse a las preguntas filosóficas que atormentan y acompañan al ser humano desde su creación: ¿quiénes somos? ¿De dónde venimos? ¿Cuál es la finalidad de los pantalones cortos de deporte ochenteros y por qué razón son tan cortos?

Os dejo con el run run…

La cosa es que tras darnos un atracón de risas de vídeos de Wham (y sacar bonita expresiones como “tienes menos éxito que el moreno de los Wham”, “te quieren menos que la cámara al moreno de los Wham”, "eres más falso que el coro de Wake me up en la primera estrofa"... ), comentar constantemente el “pelazo de George Michael” y como esos pelos y la laca para sostenerlos fueron los culpables del agujero de la capa de ozono, y como nos reímos de los 80, pero nuestros hijos usarán nuestras fotos de canijos para reírse de las modas, empezamos con la canción de All I want for Christmasit’s you de Mariah Carey. 



No os he hablado de G, G es un compañero de clase que es un portento en sí pispo, que diría Martes y Trece, G es militar de alto grado, entrena perros para rescate y detección de narcóticos, tiene una edad alta y le ha robado físicamente 20 a su apariencia, está estupendo (bueno, estupendo es poco) y además es un tipo divertidísimo. Total, que estamos escuchando la canción y la profesora dice “¿Os gusta esta canción? Yo creo que a las chicas les gustará más que a los chicos”.

Y G con sus dos narices suelta “sí me gusta porque es de la banda sonora de mi película favorita”.

Claro, aquí la tía melómana pensando “pero esta salía en Love Actually… qué más pelís la tienen? Sale en alguna de tiros en plan crisis navideña a lo Jungla de Cristal?”

Y va G, un hombre de riesgo, a real macho, que dice mi profesora, y suelta “me encanta love actually!”.

Sabéis ese silencio incómodo que a veces se produce cuando sabes que has dicho algo que no ha sido muy bien acogido… pues eso.


“Es que vosotros tenéis un concepto muy equivocado de mi, pero yo soy un hombre muy tierno”.

Momento en el que, en voz alta dije “me recuerda a Collin Firth cuando dice eso de  “un hombre tiene que hacer, lo que un hombre tiene que hacer” antes de irse a Portugal. Es muy macho!”



Yo me refería al comentario de Collin, pero claro, es que G es muy macho, porque si lo piensas detenidamente parece que un hombre muy macho es un hombre muy bruto, pero yo veo tremendamente macho (si es que ese concepto existe), el epitome de masculinidad si cabe, el que un tío reconozca lo que quiere, con decisión vaya a por ello y demuestre seguridad pasmosa a la hora de decir  “me gusta esta persona, y yo a intentarlo con seguridad, valentía, respeto y sinceridad”, aunque luego le dejen plantado, pero el tío ha tenido un par, nunca mejor dicho. Y ese es el rollo de Collin Firth y eso es lo que realmente mola de ese personaje en sí. Y eso es muy macho.

Y entonces creo que las tías pensando en esa idea vimos a G más macho si cabe… Y G se fue con carita de “pero si yo soy más tierno que George Michael cantando Last Christmas (I gave you my heart) ¿porqué me metéis en el saco de los tíos que abren botellines con los premolares, se rascan la huevada y escupen en el suelo?”. 

 

Así que por daros un atisbo de esperanza, los hombres tiernimachos existen: no sólo en Dirty Dancing diciendo “no dejaré quete arrinconen” o en el diario de Bridget Jones diciendo “y una mierda que no besamos así los chicos buenos” o llevándose a la chica de la fábrica vestido depiloto en brazos en plan “es mi hembra y me la llevo”… que sepáis que existen.
Reenconforta meterse en la cama y dormir sabiendo el quedan más especímenes más allá de tu santo de estas nobles criaturas (aunque me santo es más tiernicafre, pero eso es another story).

7 comentarios:

RAQUEL NAILS dijo...

hola!!yo si veo True blood xo no he debido de llegar a lo de los nidos vampiricos, ya me he quedado con esa duda!!jeje

besoos

Lynn / Melancora dijo...

No he visto Love actually, pero a mi los tiernimachos me ponen mucho más que los machos, más que nada porque estos últimos no me ponen nada de nada.

Nienor dijo...

Yo también creo en la leyenda de los tiernimachos, Hellen, y tu vivencia ha sido la demostración de que, efectivamente, ¡¡existen!! (Menos mal, que si entre machos alfa y no-machos no llega a haber un término medio jaja)

Saludos!

Miss Potingues dijo...

Que sepas que esos horrendos pantalocillos aún los llevan muchos especímenes en los gims y se creen que van super sexys cuando las demás no hacemos más que cruces pensando "por favor, que no se le salga un eggg..!" (sí, un g extra por asco)

Lo de irse a Portugal..me he perdido, ¿dónde?

Un aplauso por G, no le conozco y ya me cae bien. Que no se preocupe, desde aquí nos creemos que es tiernimacho y mola mucho.

Un beso!!

Aydita dijo...

Me ha gustado la entrada! besos

Angie dijo...

Era una gozada ver fútbol, cúantas cachas habían antes...Nena, " IT's Chritsmas" de Modern Talking mucho mejor...a dónde vamos a parar...con sus campanas, su coro de niños, los cascabeles, su arpa...Felíces fiestas y felíz mes de Agosto!

Adaldrida dijo...

¡¡¡Pero qué peazo de post!!!
Claro que existen, lo malo es que están cogidos :(