lunes, 31 de diciembre de 2012

Reflexiones preaño nuevo

Un año más... o un año menos, según se quiera ver.

Como todos los años hago una pequeña reflexión de lo que ha sido el año, quiero pensar que este año ha sido duro, porque nos ha dado varios sustos gordos, algunos los conocéis, otros los dejo para la familia porque se ha llevado a personas que nos importaban, pero quiero realmente pensar que simplemente ha sido un año de cambios importantes:

Este año mucha gente a la que quiero ha tenido que replantearse su carrera y su vida y se ha vuelto muy creativa a la hora de salir adelante, muchos amigos se han ido lejos, otros han vuelto y hacen cosas de lo más variadas para salir adelante, he visto una gran solidaridad en mucha gente y mucha capacidad de sacrificio y amor en muchas personas, muchos amigos y amigas han tenido hijos en plena crisis, lo que me ha hecho pensar en las cosas que realmente importan, que el dinero es importante, pero que la vida se abre paso ante toda dificultad y eso nos llena de esperanza.

Y la unión de gente molona en un nuevo ser da gente hipermolona, que no?

Hay muchos chorriproyectos que no han podido salir, como terminarme el video de bollywood, la foto con el famoso que merezca la pena (o con los chicos de Vicisitud y Sordidez, que ya me ha dicho Paco Fox que del año que viene no pasa ni de coña!), me ha costado en ciertos momentos mantener la calma, pero también me ha servido para hacer algo a lo que tenía bastante miedo y me ha venido muy bien: discriminar. No se puede amar incondicionalmente, porque eso no es amar, si una persona no se quiere, dificilmente entenderá y valorará lo que puedas darle, porque no entenderá el valor de sus propios actos desinteresados, el amor es exigente: exige mucho de ti y para amar tienes que saber cuanto vales, si no lo sabes, dificilmente lo harás bien. Y no por eso hay que hacer a los demás la vida imposible, se hace un punto y a parte, simplemente se deja a un lado y te centras en la gente que sí te quiere.

Quien no acepta tus decisiones, nunca te ha respetado, si no te ha respetado, mucho menos te ha querido, y sino te ha querido  es que solo busca tu reconocimiento, porque necesita que alguien externo le diga lo que vale.

Y todos tenemos nuestro potencial, deberíamos valorarlo.

Políticamente creo que a España le ha pasado un poco de lo mismo: hemos delegado y ahora pedimos cuentas y nos quejamos como abueletes frente a una obra. Pero ninguno hacemos nada. Creo que más allá de los partidos políticos, el mantenerse al margen de lo que está pasando y resignarse es un lujo que ya nadie se puede permitir: tenemos que buscar pequeñas soluciones para nuestro entorno como sea.

Mis proyectos para el año que viene serán por tanto: hacer lo que crea más generoso y conveniente para mi país y para mi entorno, desde intentar tener más templanza con el ciudadano de a pie, hasta ser más crítica con el político adinerado que se pasa el sentido crítico by the forro. Creo que nos ha tocado empezar una etapa de intolerancia a la estupidez, de optimismo concreto, basta ya del Yes we can, Yes we can what? Podemos el qué? Pongamos nombre a nuestras espectativas y objetivos y busquemos soluciones concretas y consigamos una situación donde no le importe a todo el mundo que haya 6 millones de personas en paro y con niños en situación de necesidad en muchos casos.

Y que no me vengan con que no se puede... qué estoy muy loca y la monto eh?!

Otro proyecto es, que este año me ha salido un par de veces (aunque se me ha ido completamente otras) mentalizarme de que el mundo puede ser tan grande o pequeño como yo lo quiera enfocar,  porque a veces una se siente que todo la pasa por encima y la supera y no estamos en tiempos de elegir, estamos en tiempos de asumir las dificultades y tirar para delante. A veces dividir la meta en etapas, o minimetas, ayuda.

Otra cosa que me ha salido fatal y que tengo que seguir mejorando es la organización, los últimos meses de trabajo he visto que la organización implica discriminación de tareas superfluas sobre lo realmente necesario, y creo que es algo que debo aplicar esta idea en mi vida, como Baloo, tengo que buscar lo esencial.

 Que para complicarlo todo siempre sale alguien... XD

Los chorriproyectos siguen en pie, junto con alguno más como: aprender a hacer punto o ganchillo, o algo especial de manualidades... no sé como, pero creo que es un buen año para empezar. Tengo muchas cosas buenas a parte en mente en proyectos serios, y tengo muchas noticias para el año que viene porque tenemos muchas maternidades pendientes (insisto, no la mía, que parece mucha interesada en verme con barriguita, pero todavia no puede ser), así que como a mi los 13 me dan suerte, espero que este año, nos vaya a tod@s mejor.

Sólo quiero daros las gracias a todas y todos por dedicarme un ratín a leerme cuando tenéis tiempo, por pasar por aquí, comentéis o no, por dejar vuestro cariño y por ser como sois. Quiero desearos un 2013 lleno de sueños cumplidos, de salud, de alegrías y de proyectos prometedores a llevar a cabo. Os deseo mucha salud, mucho amor y dinero el suficiente para vivir sin agobios (que mucho de eso, no puede ser bueno), mucha sabiduría que compartir, mucha felicidad hecha con pequeños gestos y muchas anécdotas divertidas y entrañables para que pongais en comentarios.

Feliz 2013!!

8 comentarios:

Miss Potingues dijo...

A mi me alegra ver que este año has avanzado mucho en cuanto a evolución interna y que te saliera por fin un currillo.

Pese a que ha sido un año complicado, hemos podido ver grandes gestos, esos que te recuerdan que somos humanos, que estamos conectados y que, más allá de las circunstancias de cada uno, siempre podemos hacer algo por ayudar al vecino, haya o no dinero.
He visto solidaridad y compañerismo, y he visto humanidad, algo que creíamos que se estaba perdiendo.
Quizá necesitábamos esta bofetada para despertar y darnos cuenta de que, al final, lo que cuenta es lo más simple, lo básico, lo esencial: las personas, la salud, la familia, el amor, la alegría, y la capacidad de ilusionarse (y no con un ferrari, precisamente)

A mi el 2013 me da muy buena vibración y creo que puede ser un gran año si focalizamos eso que acabamos de descubrir que está ahí y que tiene más fuesrza de lo que pensamos en objetivos saludables y concretos, generosos y solidarios, como tú has dicho.

Feliz 2013, corazón!!

nora dijo...

¡Feliz 2013 Hellen! :)
Besos**

Aydita dijo...

Feliz año! Besos!

la tía maruja dijo...

Feliz año 2013, guapa!!! Lo del propósito de generosidad te honra, pero ya lo eres y mucho compartiendo tus pensamientos y sabiduría en este blog! Un besote!!!

Bettie Jander dijo...

Feliz, feliz, requetefeliz 2013. espero que este año, con esta terminación que tanto repelús da a algunos, nos traiga a todos muchas cosas buenas.

Angie dijo...

¡También a Tí,brujita mía! Besotes!

Lynn / Melancora dijo...

Feliz 2013! Espero que se clumpan tus proyectos, yo de momento y como me conozco no me marco ninguno, así si no lo cumplo no me sentiré mal :).

querdelf dijo...

2013 es año de crisis y por eso mismo la vamos a derrotar. Aprestemos las armas y cabalguemos al horizonte estrellado.