jueves, 23 de diciembre de 2010

El hombre tranquilo y su aplicación a la sociología contemporánea (arrea qué título señora!)

Hola Familia!

Segundo día con la crema de nivea y mi ojo como nuevo! TOMA! Pero hasta mañana no pienso echarme nada y como me pintare como mucho para ir a misa, sombras crema o minerales (que me dijo Miss Potingues) y nada de primer, lo dejaremos descansar.

Bueno, primero de todo, felicitar por aqui también a la Reina del Hielo que hoy es su cumple, de ella y de su papi, asi que les mando un besazo enoooooooooooooooooooooorme del metal. Que te quiero yo, mi niña guapa!!

Hablando de metal, lo siento por la gloria de los Manowar pero el lápiz dorado de la colección de Metallics de Essence o no la han traido o se lo han quedado las dependientas, ni uno he visto. Lo siento Miss Potingues, solo hay el tono rojizo, el gris y el plata... la honra de Manowar a hacer puñetas, pero conste que lo hemos intentado.

Ayer echaron una peli que me encanta y que creo que los chavales de ahora deberían ver más en este mundo de la globalización. El hombre tranquilo.



El hombre tranquilo es la historia de un estadounidense que se va a vivir a tierras irlandesas, huyendo de un pasado de boxeador que le atormenta, y decide volver a las tierras de sus antepasados, con el sueño de comprar unas tierras y prosperar, alli se  enamora de una mujer irlandesa pelirroja de mucho carácter y decide casarse con ella, solo que ella está indignada porque la dote que sus padres dejaron para ella antes de fallecer, la tiene su hermano y no quiere entregarsela. Esa dote supone 350 billetazos y el ajuar de su madre.

Pero para conseguir esa dote, Sean, el americano, tendrá que pelear con el hermano de la muchacha y él decide no pelear y mucho menos por algo como el dinero. Ella le dice que no es por el dinero, sino por la dote, y él sigue sin captar que mientras ella no obtenga su dote, ella no se sentirá como una esposa irlandesa verdadera según sus costumbres, ella no quiere el dinero, ella quiere que su hermano dé la dote, porque supone que la entrega con su consentimiento.

Pero Sean no quiere pelear más.

Os recomiendo OBLIGATORIAMENTE esta peli, John Wayne sale más guapo que nunca, más divertido que nunca y más exultante que nunca. De las mejores pelis de John  Ford, y para muestra un botón!

Es un alegato al respeto de las culturas aunque sean diferentes, porque aunque resulten estúpidas en algunos conceptos, son parte de nuestra carga histórica y eso implica mucho.



Esta peli supone, además de unas risas aseguradas (relajaos con los términos de "tome usted esta vara para golpear a su adorable esposa", eran otros tiempos), una reflexión sociológica y antropológica (de andar por casa) de un fenómeno que se estudió a principios del siglo pasado y que todavía se da, que es la comparación de las culturas. No hay culturas buenas o malas, hay culturas machistas o feministas, no hay culturas racistas... hay culturas que se comparan. Era en el libro de sociología de Giddens, el libro hortera de la era (lo reconoceréis porque la portada es verde fosforito con letras en rosa fosforito) titulado Manual de Sociología, en la que se hablaba de una cultura muy peculiar como ejemplo,  los sonacirema, que son una tribu que tienen por costumbre meterse un palo con pelos de cola de cerdo en la boca. Todo el mundo dijo, "puaj, qué ascazo" cuando mi profesor contó la anécdota y él dijo, "no os dais cuenta de sonacirema es americanos al revés y que el palo con pelos de cola de cerdo es un cepillo de dientes?". Contextualizar y no juzgar es la clave de un respeto a la cultura ajena.

Es por tanto una equivocación ir a un país a imponer una cultura que no es la suya, y es tontería defender la imposición de una asepsia total cultural como la que se está viendo en este pais, como el caso del hombre que puso una denuncia porque se habló del jamòn en la clase donde asistía su hijo de religión musulmana. En tu casa, tu cultura, pero socialmente, tu cultura debe ser respetada, pero no impuesta, no hay culturas asépticas ni debe haberlas. Es que acaso un musulmán no sabe que hay culturas que comen cerdo? Porqué el hecho de hablar de ello es insulto? Acaso no comer cerdo es un insulto para la cultura cristiana o atea? Queremos una cultura donde abrir la boca sea peligro de insulto siempre a otra cultura?  O es que queremos una cultura donde lo ajeno pese a lo nuestro por miedo a no ser suficientemente solidarios?



Somos solidarios, pero no podemos perder lo que nos hace como somos.

En España tenemos un bonito refrán que dice "allá donde fueres, haz lo que vieres", el mayor respeto a una cultura es seguirla a un nivel que no nos haga ni perder nuestra identidad cultural, ni ofender a los de la nueva cultura. Una sola persona no defiende su cultura ni la insulta con su comportamiento, las culturas son unas señoras taaaan superadas, que son las personas las que se ofenden, no las culturas. Patrimonio de todos es velar por la nuestra y no convertirla en un aula de ensayo donde cada bacteria cultural no tenga cabida.

Defender no es imponer, respetar no es afirmar, y desde luego, personas bordes, malhumoradas y con ganas de molestar, hay en todas las culturas. La nuestra es una cultura con restos de otras y con microculturas que son macroculturas en si mismas, nuestro deber es defender el espacio de cada una.

Asi que os deseo una navidad muy cultural, creo que mañana postearé también pero ya os la deseo si mañana no cogeis el pc. Y echad un ojo a la peli, que es muy bonita!

7 comentarios:

Miss Potingues dijo...

No te preocupes por la gloria de los Manowar; creo que yo llamo dorado al que tú llamas roizo, porque sólo salieron 3 tonos XD

Lo del ojo, cuídatelo y productos lo más naturales posibles hasta que se cure. Te digo lo de las sombras minerales porque a mí es lo único que me admiten cuando ataca un orzuelo galopante o similares. Lo hace de tarde en tarde, pero me acuerdo de toda la familia con vacas, gallinas y cerdos incluídos.

Me gusta la reflexión sobre las culturas, la imposición y la asepsia.
En este puñetero país (sí, puñetero), queremos ser más papistas que el papa y, por no ofender, dejamos que nos ofendan, o, mejor dicho,nos ofendemos a nosotros mismos eliminando rasgos culturales propios por imposición de otros individuos poco respetuosos de otras culturas, perdemos identidad.

Mientras no me metan una pata de cerdo en la boca al chaval, no hay ofensa; y sería más por agresión, que por incompatibilidad religiosa.

Oña ya, con la tolerancia mal entendida!

Un besazo y Felices Fiestas, guapaza!!!

Gadirroja dijo...

Me ha gustado mucho la reflexión de tu post y que hayas sacado el tema del profe de Sociales, que me tiene negra por lo bien que hace Delegación para que estas noticias que debieran ser intrascendentes, salgan en lo titulkares de los periódicos dando pie a que todo el mundo se haga una idea absurda o no sobre algo que no tiene más vuelta de hoja. Que el hombre solo puso los jamoes de Trevelez como ejemplo de producto en las zonas de monatañ! jajaja que no le sacó una pata de jamón, leches!
Mira que a mi me tiran mucho las lecturas sobre aculturación y tal por deformación profesional también, pero que me toquen las pelotas no, hombre!
Un besazo y me apunto El hombre tranquilo. El Manolo, que esun a fincionado del cine clásico, encantadiño.
PD Me alegro lo del ojazo.
MUAKS!

Irene dijo...

Me ha gustado mucho tu reflexión. No he visto esta peli pero me han entrado muchísimas ganas. De John Ford he visto pocas pero lo poco que he visto me ha encantado, sobre todo Centauros del Desierto, que fue una película que me impactó muchísimo en una época en la que no me atraía nada el Western. Es otra película que también te hace reflexionar mucho. A ver si algún día hablo de ella.

Yo siempre he creído en el vive y deja vivir. Tú puedes tener tu cultura pero hay que respetar la del lugar en el que vives. Aunque yo, que he vivido en el extranjero (aunque era dentro de Europa y era un cultura más o menos similar, y no se daban casos tan extremos como el chaval del jamón), sé que a veces no es fácil distinguir dónde está el límite. Pero es un esfuerzo que hay que hacer. Si no quieres que te impongan nada, tampoco debes imponer tú.

Un besazo guapa!

Anónimo dijo...

apuntada me la! que el cine en blanco y negro mola 1000 gigas (y estoy a ver si atrapo la de el sueño eterno y en algún lugar solitario en dvd, pero no puidor, huyen de mí!)

y el resto, el pan de cada día. la sociedad da asquete, las personas deberían desaparecer tras un fundido a negro y no volver jamás de los jamases.
menos a lo mejor clint eastwood y arnold chuacheneger.
bueno y tú, pero no te dejas meter mano y no puede ser!! :P

besotes de los gordis y felices fiestas mañana y pasao! muaks!
patricia.

querdelf dijo...

Esta peli está muy bien. Ligeramente anacrónica pero auténtica. A mi me la recomendaron hace unos años y levanté la ceja escéptico.

Pero realmente John Wayne hace un papel creíble.

tita hellen dijo...

Uy, pues ese creo que aun puedo conseguirlo. Tengamos fe! Un besazo enorme ypasa felices fiestas.

Gadi te va a encantar la peli ya verás y a tu Manolo ni te cuento! Si tienen problema, que coman turrones, que eso no lo prohibe el corán, anda que no habrá cosas para hermanar a la peña. Besazos y felicisimas fiestas!!


Irene, la necesitas, ayer echaron otra que si no has visto te va a encantar, Victor o Victoria, un musical muy chulo y divertido. Muchos besazos y felices fiestas bruji!!

Zoy un poco eztrecha, lo ze :P Lo mismo te digo, Victor o Victoria te encantaría si no la has visto. El Chuache tambien tiene momentos de fundido en negro, pero la navidad me vuelve generosa. Pásalo fenomenal corazón. Muchos besazos y felices fiestas coraçao!

Está enorme John Wayne, ese hombre que se definía como "Feo, fuerte y formal", de las pocas cosas que sabia decir en castellano. Felices fiestas Elfo

Anónimo dijo...

por diox hellen, conan el bárbaro, terminator II y desafío total. no hagas llorar a kuato, chuache es el number one! muaks